Somos un grupo de amigos interesados en compartir nuestras experiencias e impresiones sobre los libros que leemos. Funcionamos de manera presencial y virtual, la inscripción es por invitación y las reuniones se celebran cada semana.

¿Eres un miembro inscrito en el CBE?

Nuestro libro 212

Nuestro libro de noviembre de 2022 es El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes de la autora moldava Tatiana Țîbuleac.

Una creciente colección de buenas lecturas y amenas discusiones.

Conoce nuestro programa de lectura 2022, quince libros de diversos tópicos y géneros literarios.

¿Qué leemos?

Tenemos 12 viñetas temáticas, una para cada mes del año. Cada octubre iniciamos un nuevo proceso de propuestas y votaciones para elegir los libros que leeremos el año siguiente.

Historia
Ciencia Ficción
Clásico
Literatura Panhispánica
Premio Nobel
Literatura Italiana
No Ficción
Cuento / Relato corto
Literatura Salvadoreña
Misterio / Terror
Libre
Poesía / Teatro

Nuestra misión

Cultivar el hábito y el placer de la lectura en personas adultas. Complementar los beneficios de leer en privado con las ventajas de compartir la experiencia en un grupo y propiciar el intercambio respetuoso de opiniones que permitan profundizar en el análisis y la interpretación de cada libro leído.

Nuestros valores

Aspiramos a mantener la esencia y el espíritu del club mediante el ejercicio de valores que consideramos fundamentales para nuestro colectivo: apertura, calidez, tolerancia, respeto, amistad, pasión, compromiso, perseverancia e Identidad.

Método CBE

Teniendo en mente la comodidad y el beneficio de los miembros del Club de la Buena Estrella, hemos optado por mantener un grupo limitado de integrantes. No obstante, estamos listos para ayudarte a formar tu propio club de lectura empleando nuestro Método CBE y toda la experiencia acumulada desde 2006.

Visita nuestro blog

Encuentra aquí los artículos que escribimos sobre los libros que leemos, además de algunos interesantes ejercicios narrativos de los integrantes de nuestro club.

No es una ley universal pero parece bastante natural que el que lee también escribe ¡y que el cielo nos proteja de quienes osan escribir sin haber leído nunca!