El fin de la infancia es la lectura número 202 en el Club de la Buena Estrella

Sinopsis

Con El fin de la infancia --escribió Basil Davenport-- Arthur C. Clarke se une al pequeño grupo formado por Olaf Stapledon, C. S. Lewis y quizá H. G. Wells, que ha usado la ciencia-ficción como vehículo de ideas filosóficas. Dicho esto, es necesario añadir apresuradamente que El fin de la infancia es un libro tan ameno, desde el punto de vista de la narrativa pura, como cualquier otra novela común contemporánea.

El fin de la infancia --obra que según William Du Bois merece la total atención de los habitantes de esta época de ansiedad-- tiene como tema la futura evolución del hombre. Una raza extraña llega a la Tierra y trae consigo paz, prosperidad... y la inesperada tragedia de la perfección. ¿Qué seguirá a la extinción de la raza humana? Arthur C. Clarke, en un final de notable belleza, plantea la más alucinante de las hipótesis.

El autor

Arthur C. Clarke nació en 1917, en Minehead, Somerset, Inglaterra. Después de la Segunda Guerra Mundial entró en el King's College, Londres, en 1948, acabando con honores sus estudios en física y matemáticas. Entre 1946 y 1947 y entre 1950y 1953 fue presidente de la Sociedad de Interplanetaria Británica.

Arthur C. Clarke escribió el guión de 2001: UNA ODISEA ESPACIAL (1968) junto a Stanley Kubrick. La novelización fue escrita basándose en el guión. En los 60 Arthur C. Clarke dedicó sus energías creativas a obras ajenas al género, y a la divulgación científica. En 1980 ganó el premio Hugo de novela. Clarke siempre escribió con lucidez, a veces en un tono frío, frecuentemente con gracia, siendo un agudo evocador que ha producido algunas de los imágenes más memorables en ciencia-ficción. Murió en Sri Lanka en 2008.

La viñeta del mes

En esta viñeta califican libros que relatan acontecimientos desarrollados en un marco imaginario, cuya verosimilitud se fundamenta en los campos de las ciencias físicas, naturales y sociales. La acción puede tener lugar en un tiempo pasado, presente, futuro o alternativo a la realidad conocida, y ubicarse en espacios reales o imaginarios, terrestres o extraterrestres o en el interior de la mente. Luego de algún conato no intencionado con libros cuya clasificación en el género se vuelve difusa (como El Aleph de Borges o En las montañas de la locura de Lovecraft), o donde nuestro hallazgo fue casual (como El sueño de Mariana de Jorge Galán), finalmente nos sumergimos en el género, disfrutando de verdaderas joyas como Un mundo feliz, Fahrenheit 451, Solaris, 1984, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Yo, robot y V de vendetta.

Reuniones y metas de lectura

División de la lecturas de El fin de la infancia

Libro siguiente >>

Visita nuestro blog

Encuentra los artículos que los miembros del Club de la Buena Estrella hemos publicado sobre nuestro libro del mes.